Move

por Ángel C.

He llegado a una pequeña conclusión, “Las personas no cambiamos, nos cambian”.

Me duele decirlo pero cuando le das mucha importancia a las personas que quieres, sus sentimientos y su manera de actuar se hace irreverente hacia ti, es directamente proporcional o al menos, en la mayoría de los casos, entre más cariño, tiempo y dedicación le des a alguien menos te tiene en cuenta, quizás no aplique para todos, tal vez es solo para algunos, o hasta depronto me sucede solo a mi. 

Mi alma siempre se desnuda ante los demás, trato de ser una buena persona y brindar lo mejor de mi a los que aprecio, pero sin importar cuanto les brinde siempre termino siendo el ignorado, el abandonado, el que no le dan importancia. No hay manera que pueda cambiarlo, o eso pensaba, HASTA HOY.

He venido cambiando desde hace un tiempo, ha cambiado mi personalidad, mis fortalezas, mis debilidades, mi manera de ver al mundo, la manera como el mundo me ve y sobre todas las anteriores en gran parte mi autoestima, intento elevarla cuanto más puedo.

Al hablar de autoestima debo de mencionar sí o sí el amor propio, y creo que eso es algo que debo mejorar, debo dejar de poner en mis pedestales imaginarios a esas personas que no aprecian lo que tienen, ni lo que les rodea. Aprender a controlar mis impulsos y dejar de ser tan entregado.

Es mejor comenzar a suprimir personas y por lo tanto sentimientos, dejar ir el pasado y abrir las puertas hacia el futuro, el mañana nos espera a todos con las manos abiertas sin embargo siempre tratamos de hacer lo posible por seguir estancados en el ayer.

¡Avance! eso es lo que necesito, moverme y dejar atrás al viejo yo, y darle paso a una nueva persona, que con trabajo, formación y empeño será lo mejor posible.

Anuncios